Salud bucodental infantil

20 de Marzo, es el día Mundial de la Salud Bucodental. Es una jornada dedicada a concienciar en la importancia de tener dientes saludables desde pequeños. El cuidado dental debe iniciarse desde bebé.  La Fundación Dental Española, que depende del Consejo General de Colegios Oficiales de Odontólogos y Estomatólogos de España, estima que el 90% de la población mundial va a padecer en algún momento de su vida alguna enfermedad bucodental.

¿Qué importancia tiene la salud bucodental en el niño?

Al contrario de lo que se suele pensar, el cuidado dental debe comenzar prácticamente desde que nacen.  Los dientes de leche están presentes en los maxilares cuando nacen. Pero tener una buena higiene no indica limpiar desde el primer momento. En realidad no hay que limpiar la encía del bebe hasta que no tiene el primer diente. A partir de este momento es cuando hay que iniciar unos hábitos correctos para que los tengan integrados en las rutinas diarias.

“La salud bucodental depende de la salud en general del bebé, y al revés. No se entiende una sin la otra. Si un niño tiene reflujobruxismo, es respirador oral… todo eso va a repercutir en su salud en general. Es imposible que la salud dental no afecte a la salud global. La diabetes, por ejemplo, afecta a la boca. La salud es un conjunto conectado, no una sucesión de aparatos que van controlando los especialistas de manera aislada. Se suele atender las consecuencias, pero deberíamos prevenir las causas“.

Normalmente se cree que si hay caries en un diente de leche no hay problema, pues se caerá, pero no es cierto. Tanto las caries, bacterias o deformaciones maxilares son cosas que afectaran de manera definitiva en la salud bucodental.  Es más una caries, que es una de las enfermedades crónicas más comunes en la infancia, es una patología que afecta a toda la salud del menor, causa dolor, inficiones faciales, puede influir en el desarrollo físico y en el aprendizaje.

No es suficiente con estar concienciado y con hacerles conscientes a ellos de su importancia, hay que prestar atención.  Pueden darse dificultades en la lactancia por un mal desarrollo bucal. Los traumatismos también pueden ocasionar problemas a largo plazo, un golpe en un diente de leche puede afectar al diente definitivo. EL uso de biberones y chupetes a partir del año puede ocasionar que los incisivos se inclinen hacia delante y afuera. Puede afectar a los músculos y a los huesos faciales.  Problemas en la masticación o manchas blancas. Son signos de que algo pasa y hay que acudir a un especialista.

¿Por qué es importante la Promoción de la Salud Bucodental en la edad escolar?

La Promoción de la Salud Bucodental en la edad escolar tiene un gran valor para la conservación de la boca y los dientes durante toda la vida de la persona. Con medidas sencillas y baratas adoptadas desde la etapa infantil, se puede prevenir la aparición de las principales enfermedades bucodentales, como la caries y la enfermedad periodontal. En España el 70% de la población tiene caries a los 15 años y es una enfermedad prácticamente universal a partir de esta edad. Además el 45% tiene signos de enfermedad periodontal a los 15 años y a partir de los 35 años, este porcentaje es superior al 80% (Encuesta de Salud Oral en España. Año 2000). Estas enfermedades, además de su elevada frecuencia, tienen un gran impacto, tanto en las personas individualmente como en la sociedad, en términos de dolor, malestar, limitación en la alimentación, restricciones en la comunicación e insatisfacción estética. Por otra parte, los problemas dentales son caros para las personas a título individual y para la comunidad, ocupando el tercer lugar en relación con el coste del tratamiento entre todas las enfermedades. Este coste es superado solamente por el producido por las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades mentales.

En la edad escolar, los dientes son más vulnerables a la acción de la caries. Los dientes, cuando erupcionan, tienen un esmalte inmaduro que se irá consolidando en los 2 o 3 años siguientes y en este periodo son más susceptibles a la caries. Los dientes permanentes van erupcionando entre los 6 y los 12-14 años de edad (salvo los cordales o “muelas del juicio” que aparecen a partir de los 17 años), de ahí la importancia en este periodo para establecer hábitos saludables de alimentación e higiene, vigilar estrechamente la salud oral y aplicar medidas preventivas en caso de riesgo de caries como el sellado o la aplicación del flúor en lesiones incipientes para evitar el establecimiento y la progresión de esta enfermedad. La vigilancia de la salud oral en escolares permite también detectar y corregir problemas de higiene oral en la infancia que pueden provocar la inflamación de encías y evolucionar a fases más avanzadas de enfermedad periodontal. En síntesis, la promoción de la salud bucodental en la edad escolar contribuye significativamente a disminuir la aparición de caries y enfermedades periodontales, siendo para ello clave la Educación para la Salud (EpS) y la aplicación de medidas preventivas de probada eficacia como el cepillado dental y el flúor.

× ¿Cómo puedo ayudarte?